Contacte con nosotros

Consejos para regar árboles

Trucos para mejorar la apariencia de tu jardín

Tres trucos para mejorar la apariencia de tu jardín

 

En muchas ocasiones pensamos en la apariencia del jardín desde un punto de vista muy centrado en las plantas, árboles y flores que tenemos. ¿Es ésta una buena idea? Pues… sí, pero está incompleta. Hoy, te daré tres trucos poco comunes para mejorar la apariencia de tu jardín y que lo disfrutes al máximo.

Ten una visión de conjunto

Lo más importante a la hora de crear un jardín es tener una visión de conjunto. ¿Y qué quiere decir tener una visión de conjunto? Pues no enfocarse solamente a una parte o a un elemento del jardín, sino tratar de prever el resultado completo final.

Este es un error muy habitual. Por ejemplo, centrarse mucho en que las plantas estén bien cuidadas mientras que las paredes de la casa, que deberían ser blancas, hace años que tienen ya un color amarillento.

Empresa de jardínería y limpieza Santander Cantabria Valladolid

Si te paras a pensar en los diferentes jardines que te han gustado cuando has visto fotos, no eran simplemente plantas bien cuidadas, sino que jugaban muy bien con otros elementos (como piedras o figuras) y tenían todas las partes bien arregladas.

Esto es a lo que me refiero con visión de conjunto. Al cuidado del jardín como una totalidad artística.

Además, por supuesto, esta visión de conjunto tiene mucha más importancia cuando hablamos del diseño de un jardín desde cero. Si no tienes esta perspectiva, el jardín que diseñes parecerá unos cuantos retazos pegados uno al lado de otro.

Por tanto, ése es el primer truco que puedo darte: mirar las cosas de forma holística y llevar a cabo un diseño que lo englobe todo, buscando un resultado integral.

 

Juega con la iluminación

¿Y qué aspectos suelen pasarse por alto cuando se aborda el diseño o el cuidado de un jardín de forma global? Pues uno de ellos es la iluminación.

Empresa de jardínería y limpieza Santander Cantabria Valladolid

Una buena iluminación mejorará sobremanera la apariencia de tu jardín tras la puesta del sol.

Que se pase por alto la iluminación en el diseño de un jardín es algo muy normal, porque siempre que pensamos en un jardín lo pensamos a plena luz del día. Pero… en el jardín no estamos solamente de día, ¿verdad?

Muchas veces, especialmente en verano, nos apetece salir al jardín para estar fresquitos. No digamos ya, si tenemos una piscina y queremos refrescarnos antes de ir a dormir.

Por tanto, la iluminación es muy importante para crear un ambiente acogedor y que refuerce todo nuestro trabajo en el jardín.

Empresa de jardínería y limpieza Santander Cantabria Valladolid

Para ello podemos utilizar muchos productos. Desde las lámparas solares para exteriores, hasta las antorchas de jardín.

Evidentemente, la elección de un tipo de iluminación u otro, dependerá del efecto que quieras conseguir, y para eso, de nuevo, necesitas tener una visión de conjunto.

No nos vamos a detener aquí a explicar cómo puedes enfocar la iluminación de tu jardín, porque solo queremos dar algunas pinceladas para abrirte la mente a la hora de diseñarlo y cuidarlo, pero es un punto que debes tener muy presente en todo momento.

 

Organiza el espacio

Otro punto que se tiene muy poco en cuenta es el de la organización y optimización del espacio. Y es que, en muchas ocasiones, parece que como tenemos poco sitio hay que llenarlo todo de plantas para aprovecharlo al máximo.

Y ésa es una mala idea; los espacios necesitan respirar. Incluso, en el caso de que el jardín sea grande, también debemos utilizar otro tipo de elementos para aportar variedad a su diseño.

Empresa de jardínería y limpieza Santander Cantabria Valladolid

Cuando el jardín es pequeño, tenemos que ganar espacio y dar la sensación de que es mayor de lo que en realidad es. Esto lo podemos conseguir jugando con la perspectiva.

Por ejemplo, puedes colocar los árboles en la parte trasera del jardín, la que da al límite de tu propiedad, e ir colocando arbustos y plantas de menor tamaño según te acercas a su inicio.

También debes tratar de dejar algunos lugares abiertos, porque eso dará la sensación de que es más grande de lo que es en realidad. Sería como cuando quieres hacer dieta: si pusieras la misma comida en un plato pequeño, parecería que hay mucha más comida que si la pusieras en un plato grande. Por tanto, te aconsejo que no llenes más de la cuenta tu jardín.

Esto tiene un problema para los que nos gustan las plantas, claro, que es qué descartamos y con qué nos quedamos… ¡Pero en eso reside el arte de diseñar un jardín pequeño!

Para estos “respiros” que queremos dejar sin plantas, y así lograr esa sensación de amplitud, podemos optar por productos como estos: gravas, figuras decorativas, tablones de madera, rocas…

Empresa de jardinería Santander Cantabria Valladolid

Sin embargo, si el jardín es grande, debemos aprovechar las posibilidades que nos da el espacio. Hay cosas que en un jardín pequeño no se pueden hacer, pero en uno grande sí, dotándolo de una mayor sofisticación.

Por ejemplo, sitúa una fuente de roca en alguna zona a la que quieras otorgar mayor importancia. Rodeada de plantas generará un ambiente muy relajante en tu jardín.

También es necesario jugar con el mobiliario, y colocar bajo esa morera que tan buena sombra da, una silla para leer o una mesa para comer en familia. Tienes muchas opciones en lo que respecta a muebles de exterior si cuentas con un jardín grande.

Hay diversas alternativas. Elige entre lo más sencillo o lo más sofisticado, pero no te quedes sin tu lugar de reposo.

A la hora de diseñar un buen jardín, no deberías limitarte a elegir plantas y flores, sino que has de tener una visión de conjunto e ir un poquito más allá. ¡Espero que estos trucos para mejorar la apariencia de tu jardín te ayuden a conseguirlo!

 

Fuente: Jose el Jardinero

 

Call Now ButtonLlamar