Contacte con nosotros

Consejos para regar árboles

La lavanda en tu jardín

 

La lavanda es una estupenda hierba aromática que puede tener un papel muy importante en el diseño de cualquier jardín. A parte de sus virtudes ornamentales y aromáticas podemos valernos de ella en la tarea de estructurar y dar forma a nuestro jardín. Veremos a continuación 7 ideas de paisajismo con lavanda que nos mostrarán algunas de las muchas cosas que podemos hacer con esta excepcional planta.

En los macizos la lavanda puede lucir su llamativo color, combinada con amapolas, rosas, salvia, sedum y muchos más conseguiremos que nuestros macizos tengan una gran riqueza de color.

En las zonas con pendiente la lavanda es una magnífica opción. La lavanda prefiere lugares bien drenados y se adaptará por tanto muy bien a un terreno inclinado.

En el jardín de hierbas aromáticas también podemos incluir lavanda para que aporte su característica floración. Obviamente la cultivaremos junto a las aromáticas que precisen menos riego, romero y eneldo por ejemplo.

Para cultivar junto a las cercas queda estupenda cuando la combinamos con rosas trepadoras, como en este caso. Se ha elegido una lavanda rusa que florece en una larga y decorativa espiga. Desde un punto de vista práctico cultivar lavanda alrededor del jardín siempre es una buena idea pues actuará como repelente de insectos.

Empresa de limpieza y jardinería en Santander Cantabria Valladolid

Este espectacular macizo cuenta con la lavanda que aporta el toque de color frío y se combina a la perfección con unas rosas cubresuelos y unas atractivas gypsophilas que aportan su delicada blancura. Para este uso es conveniente decantarse por variedades de lavanda de poco crecimiento.

También se pueden usar las variedades grandes de lavanda para formar setos con ellas. La lavanda común, la francesa y la Lavandula angustifolia ‘Royal Purple’ están especialmente indicadas para este uso paisajístico de la lavada.

Plantar lavanda para delimitar los senderos es otra fantástica idea que además resulta muy agradable. Al caminar por el sendero iremos frotando nuestras piernas los tallos de la lavanda y liberarán su irresistible aroma.

Empresa de limpieza y jardinería en Santander Cantabria Valladolid

Cuidados de la lavanda

La lavanda es un grupo de arbustos resistentes y siempre verdes que incluye algunas de las plantas aromáticas comúnmente utilizadas. Son originarias de la India y África, y son tan populares que incluso forman parte de canciones tradicionales. Son excelentes plantas de jardín y muchas se pueden cultivar en grandes macetones. La lavándula angustifolia es una de las especies más populares, originaria del Mediterráneo, que puede alcanzar hasta 1.2 m de alto e igual expansión.

En verano desarrolla flores pequeñas y fragantes de color púrpura, que crece en ramilletes. Desde el siglo XVI que la lavanda se cultiva por sus flores y su fragancia.

¿Cómo cuidar la lavanda?

Cultiva tu planta en un sitio soleado y protegido del viento y durante la época de crecimiento y floración, mantén el compost húmedo. Agrégale un fertilizante líquido al agua, aplicando la mitad de la cantidad que se aconseja en la etiqueta durante la primavera y el verano. En primavera, reemplaza la capa superior de compost por compost nuevo.

Cuando finalice el invierno poda la planta hasta que quede uniforme. Corte los tallos muy antiguos, pues probablemente luego no desarrollen nuevos brotes. A principios de otoño trasplanta la lavanda, usando compost, al que tendrás que añadirle un puñado de piedrecillas a cada maceta.

Empresa de limpieza y jardinería en Santander Cantabria Valladolid

Si vas a plantarla en macetas, usa inicialmente una de 38 cm de diámetro y cámbiala cada año hasta alcanzar a uno de 45 cm para que quepan sus raíces. Riégala para que el compost se afirme y mantén el compost húmedo durante todo el otoño y el invierno.

Reproducción de la lavanda

Cuando termine el verano obtén esquejes de brotes sin flores de 10 cm de largo. Quítales las hojas inferiores y corta debajo de la unión del tallo con una hoja. Trata los extremos con hormonas del enraizamiento y coloca tres o cuatro esquejes en una maceta de 8 cm de diámetro.

Empresa de limpieza y jardinería en Santander Cantabria Valladolid

Rellena con arena gruesa y turba húmeda y envuelve la maceta en una bolsa transparente a 16 °C. Después de cuatro a seis semanas desarrollarán raíces y podrán ser plantados individualmente.

Si postergas la obtención de esquejes en 30 días, el procedimiento será diferente. Corta esquejes de 20 cm de largo de ramas no floríferas a comienzos del otoño. Retire las hojas de los 8 cm inferiores y corta justo debajo de una unión de tallo y hoja y colócalos en una maceta de 13 cm de diámetro con partes iguales de arena gruesa y tierra negra.

Riega el compost y pon la maceta fuera en un sitio protegido. Cuando hayan desarrollado raíces, plántalos individualmente.

Datos curiosos sobre la lavanda

La lavanda es una planta aromática que con su limpio aroma nos transporta a los mejores tiempos de nuestra niñez y a los cálidos paisajes mediterráneos. La flor y el aroma de la Provenza francesa usada desde hace cientos y cientos de años para elaborar perfumes y aceites.

Empresa de limpieza y jardinería en Santander Cantabria Valladolid

- La lavanda es una planta perenne que pertenece a la misma familia que la menta, la de las lamiáceas.

- El nombre científico de la lavanda es ‘lavándula’ y es todo un género compuesto por unas 60 especies.

- El color lavanda es el correspondiente al color de las flores de la ‘lavándula angustifolia’ que es la especie de lavanda más ampliamente cultivada.

- El nombre científico de la lavanda proviene de la palabra latina ‘lavare’ que significa lavar.

- Los antiguos romanos usaban la lavanda para perfumar desde el agua del baño a la ropa de cama.

Empresa de limpieza y jardinería en Santander Cantabria Valladolid

- La lavanda tiene muchos usos, pero comercialmente, su principal uso es la producción de aceites esenciales.

- Los tallos están recubiertos de finas pilosidades que son ricas en aceites esenciales.

- La lavanda tolera bien la sequía y las altas temperaturas.

- Cualquiera puede disfrutar de la lavanda seca durante todo el año, el secado es un sencillo proceso que no lleva más de 2-3 semanas.

- También se puede ampliar el periodo de floración cultivando varias especies distintas de lavanda.

- Uno de los usos terapéuticos del aceite esencial de lavanda es como sedante para ayudar a dormir mejor.

Empresa de limpieza y jardinería en Santander Cantabria Valladolid

- También se usa como condimento en la preparación de diversos platos y dulces. Para estos usos suelen usarse solo las flores.

- En el Antiguo Egipto la lavanda era una de las hierbas que se usaban en el proceso de momificación.

- Según se cuenta la reina Victoria de Inglaterra era una apasionada de estas flores, su aroma y color. Habitualmente tomaba infusiones de lavanda para combatir las molestias estomacales y las cefaleas. También mandó pintar algunos muebles en color lavanda.

- La reina Maria Antonieta también gustaba de decorar su palacio con estas fragantes plantas.

- En los siglos XVI-XVII, cuando no había mucha costumbre de bañarse, se usaba la lavanda para perfumar la ropa de vestir y la de cama.Empresa de limpieza y jardinería en Santander Cantabria Valladolid

- La lavanda es una magnífica planta para atraer a las mariposas y las abejas a nuestro jardín.

- El lavandín o lavanda híbrida, muy rico en alcanfor, es ideal para repeler a los insectos. Cultivado en nuestro jardín, nos ayudará a mantener lejos a los mosquitos.

 

 

Fuente: Guía de la Jardinería

Call Now ButtonLlamar